?

Log in

Yo
Fucking Nice
...varios desvaríos de una freak en internet
Extras en DVD 
14th-Jun-2007 10:39 pm
XF: My Fandom


¿Por qué me decidí a escribir XF:021905?

Supongo que encontrar las razones por los que escribes un fanfic es algo similar a buscar el sentido de la vida. Es algo que está ahí, que surge y que para la salud mental comunitaria es mejor no plantearse demasiado así que más que razones voy a nombrar algunas de las motivaciones que me llevaron a terminar publicando unas 190 páginas de fic.

1.- Un buen día me levanté e hice eso que no se debería hacer nunca. Leí alguno de esos fics que escribí cuando creía que juntar Mulder, Scully y un verbo era básicamente un fanfic que se podía publicar. Tras las ganas de tirarme por varios puentes uno detrás de otro me di cuenta de que practicamente todo lo que había escrito era malo y absolutamente todo no pasaba de eso, pasable. Mucha parodia, muchas ideas rápidas expresadas torpemente y sin mucho cuidado, demasiadas cosas que me horrorizaban y sin ánimos de intentar convertirme de la noche a la mañana en la mejor escritora de todos los tiempos o algo así, pensé que me gustaría escribir algo que, bueno, no me hiciese querer vomitar cada dos palabras. Estaba claro que no podría ser un fic de humor porque algo que escribes para que sea gracioso nunca tiene una trama lo suficientemente consistente para poder hacer de ello algo medianamente decente, al menos yo carezco de ese talento e

 

2.- Por aquellos tiempos en los que los journals no se estilaban -y el foro de fanfiction de Silverbug era lo más parecido a sentarte bajo las mantas en invierno con un bol de palomitas y una peli clásica en la tele mientras nieva- se discutía de todo a base de topics, se discutía inteligentemente con argumentos increibles y personas muy muy listas detrás de ellos, como

 

3.- El fandom agonizaba. No, de verdad. Se moría lentamente envuelto en estertores de dolor. Muchos de los grandes autores anglosajones habían paulativamente ido desapareciendo de la escena pública, Haven desaparecía y Silverbug dejaba de actualizarse, pronto le seguiría Experiencia Extrema y como administradora de la Fanficteca veía los peores fanfics de la historia del fandom publicarse día tras día, y lo más penoso, recibir maravillosas críticas. Vale que contra gustos no hay nada escrito pero cuando se publican quince fanfics al día que son más cortos que una receta de microondas y cuyo único diálogo consiste en:

Mulder te amo

–No, Scully yo te amo mucho más

empiezas a plantearte que te has equivocado de fandom o que a lo mejor, símplemente deberías dejar de quejarte y hacer algo al respecto, como escribir un fanfic largo y tedioso que no interesa a nadie y mucho menos al nuevo fandom pero con el que puedas sentir que has cumplido con el viejo fandom.
 

¿Cuales eran las premisas del fanfic antes de que empezaras a escribirlo?

Como suele suceder con los fanfics tú tienes una idea muy clara de lo que van a ser. La longitud aproximada que van a tener, qué conversaciones van a tener lugar y quién va a acabar con quién y como, el problema es que según escribes los cochinos personajes deciden pasar de tí al más puro estilo Mulder en Post Modern Prometeus (¿Dónde está el autor? tenemos que hablar con el autor) y terminan haciendo lo que les da la gana, así que las premisas no tienen demasiado que ver con lo que luego resultó.

Había varios aspectos que tenía claros:

Longitud y estructura: el fic iba a ser algo así como de tamaño medio, unas cuarenta páginas (Ja!), no más (Ja, Ja!!) divididos en unos cuatro o cindo capítulos (directamente LOL)
Timeline: El timeline escogido surgió a partir de la idea de escribir una escena que finalmente nunca se escribió porque para cuando pudo ser incluída en la historia, los personajes y la trama habían evolucionado de tal modo que era completamente absurdo incluirla. La escena en concreto se suponía que iba a ser un re-encuentro entre Mulder y Scully justo a los 40 días del nacimiento de William. Con esa idea monté toda la historia para que Mulder tuviese que irse fuera de la ciudad que al final se convirtió en la verdadera esencia del fic.
Personajes:
La idea de que Mulder se fuese con Krycek era simple, la excusa perfecta de mano de un personaje fascinante, el completamente fascinante Alex Krycek. O quizá más que el personaje en sí, las posibilidades que ofrecía, ese asesino despiadado pero con grandes momentos de nobleza. La tripicientasocho vez que vi The Truth y pude por fin apreciar el episodio sin los continuos squee y lagrimitas de la fan abatida que era, me absorbió completamente la dinámica de personajes de este episodio destacando a Krycek, a Krycek y Mulder. Krycek está muerto, está libre de las ataduras del Sindicato de esa constante presión por intentar sobrevivir y en vez de quedarse en su precioso limbo/infierno/cielo/whatever vuelve para ayudar a Mulder, para hacer lo correcto, le advierte a Mulder para que no terminen matando a Marita… Es Krycek en todo su esplendor, con sus maneras gatunas y desafiantes y con esa madera de héroe que nunca pudo demostrar en vida porque era mucho menos idealista que Mulder. Las posibilidades de jugar con ese Alex eran tantas y tan tentadoras que tuve que sacarlo a pasear con las circunstancias propicias. El Sindicato está desmantelado, la colonización está cerca y como el superviviente nato que siempre ha sido y el héroe que nunca le han dejado ser se da cuenta que la única salida para poder salvarse y salvar a la humanidad está del lado de Mulder y Scully. Demasiado tentador para no hacerlo.
Pairings: Me gustaba Krycek como personaje central de la historia pero no me veía a mi misma escribiendo un triángulo amoroso con Mulder y Scully, mucho menos situado a la altura de Essence y si Krycek iba a ser un personaje importante iba a haber que darle algún tipo de intenciones emocionales/sexuales/whatever. Descartando a Mulder y Scully que iban a ser claramente el pairing canónico, la cosa se limitaba mucho, de hecho se limitaba tanto como que la única opción viable era Mónica Reyes. Poco a poco la idea del pairing Krycek/Reyes fue tomando forma y cobrando sentido ¿Qué mejor que alguien que se mete en la mitología de Expediente X casi de rebote? suficientemente implicada como para quitarnos de en medio el problema de cómo hacer que se conozcan en un contexto en el que ambos estén in chracter y suficientemente ignorante de las Conspiraciones y demás para no prejuzgar a Krycek. Terminé convenciendome de hecho de que era un pairing superchiripitiflautico y el hecho de que por aquel entonces no se había publicado ningún fic de este pairing ni en español ni en inglés, lo convertía en algo excitante y aterrador a la vez..Otro paring que me apetecía muchísimo sacar al tablero era Doggett/Scully. En Patience nos insinuaban que Doggett estaba enamorado de Scully y éste no lo desmentía y sin embarlo luego tenemos Audrey Pauley. Para mi la respuesta estaba muy clara, para Doggett, Dana Scully es absolutamente fascinante, no está enamorado de ella por el simple motivo de que la admira demasiado, la idolatra en el sentido más religioso y menos sexual de la palabra, con Mulder y Mónica con Krycek en Chicago podía jugar con ellos y además dejar que Doggett se escapase de vez en cuando a ver a Skinner a solas y al final todo quedaría en su sitio.
Mitología: intentar unir la antigua mitología de las primeras siete temporadas con la de las dos últimas parecía todo un reto pero yo me empeñaba en que en el fondo todo tenía que tener sentido y si el fandom no se lo encontraba era porque éramos todos tontos y no porque CC fuese un pirado que se esnifaba la cera de la tabla de Surf. Al final no resultó taaaaaaan imposible: del cancer negro saqué que era un medio que pretendían emplear los colonizadores para crear una nueva raza de esclavos pero era un método imperfecto, entre otras cosas porque gracias a Tunguska sabemos que los científicos consiguieron crear una vacuna así que los extraterrestres se emplearon a fondo y perfeccionaron la técnica "creando" a los supersoldados para ese fin.
por otro lado sabemos lo de las vacunas de la viruela como marcador genético, que Scully debería haber muerto en One Breath y no lo hizo y que a Mulder le pasaban cosas raras en el cerebro en Biogénesis. De ahí saqué William se supone que era tan especial porque era el único niño que tenía ambos padres... especiales. Lo habían intentado crear con anterioridad en el laboratorio (Emily) pero todo había sido un fracaso, en cambio William poseía lo necesario, las neuronas peculiares de Mulder y la fortaleza necesaria para controlarlas de Scully, el más humano que humano, el único que sin ser un supersoldado, sin ser artificial y sujeto a las carencias de los supersoldados podría comunicarse con ellos, "interferirlos" de algún modo para bien o para mal tal y como explicaba la profecía esa de Provenance /Providence.

Mucho rollo, mucho rollo pero ¿cuáles son las escenas que se quedaron en el tintero?
Bastantes, y lamentablemente no me acuerdo de todas. La primera la que ya he mencionado que fue la que motivó el fic y que paradójicamente al final se quedó fuera.

 

blumis  . Una de aquellas discusiones planteaba posibles soluciones que deshiciesen el entuerto en el que nos había metido Chris Carter con su mitología de la Octava y la Novena y a mi se me ocurrió algo, bueno en realidad se me ocurrieron varias cosas que podían más o menso cuadrar con lo que Chris Carter nos había hecho tragar como dogma de fe xfilo ¿y qué mejor excusa para escribir un fic mitológico que tener algo que “explicase” la mitología?

 

irati  me había dicho alguna vez que “Jugando con la Muerte” era probablemente de lo mejor que había escrito y me había dicho como un millón de veces que lo mejor que has escrito aún está por escribir así que estaba decidido tenía que escribir algo gordo y un WIP mitológico es lo más gordo que hay. Más incluso que el libro Gordo de Petete
This page was loaded Jul 23rd 2017, 3:04 am GMT.